• 730
    09 Sep 2019

    Este libro es sobre la muerte.  Tal vez por eso es un libro negro. El poeta, como el ladrón, están al límite. Desasosegados. Silenciosos, también. El poeta ya no es el ladrón de fuego en Lo que quería decir era otra cosa. Pero sigue siendo ladrón.

    Ver
  • 529
    09 Sep 2019

     

    Vale señalar, apoyar lo ya dicho, que Santiago Erazo no es ingenuo al abordar esta inusual poética. El poema breve es decantando por el silencio, la imagen construida no es la de siempre, vemos una suerte de lenguaje que conmueve en su arquitectura, que emociona en sus andamiajes: “caben tantas mujeres en esta sola mano”, “limpio mis segundos, / mis millones de moribundos segundos con blanco papel de baño”. Es una reproducción solitaria igual al orgasmo que hace el escritor o la escritora en su intimidad con el papel y la tinta.

    Ver
  • 610
    09 Sep 2019

    Heme aquí. Leyendo una vez el texto acechante de Juan Esteban. En parte, es culpa de mi propia testarudez acendrada que me lleva a repetir libros, relatos, películas, canciones vez tras vez porque un primer encuentro no bastó. Sucede cada vez que texturas, encuadres, sonidos se aparecen insinuantes. Y me acechan. Por días. Por años.

    Ver
  • 669
    09 Sep 2019

    En su libro Hemeroteca (ganador del Premio Internacional de Poesía Gilberto Owen 2018), el poeta mexicano Raúl García Rodríguez fusionó con eficacia ambos oficios. El resultado es un lenguaje literario cercano, luminoso. En sus líneas una calle recupera su inocencia cuando el agua borra sangre y silueta del ciclista asesinado; la momia de un anciano adquiere potencial de leyenda cuando sabemos de las fotos y los deseos que la acompañaban en el fondo de un velero.

    Ver
  • 634
    09 Sep 2019

    Hay un momento en “El acomodador”, el cuento de Felisberto Hernández, en el que el personaje, el acomodador de un teatro, se despierta en mitad de la noche y ve una luz. Es una luz extraña que se escabulle en su mirada, que lo persigue constantemente. Luego encuentra una sospecha: la luz la producen sus propios ojos. Entonces se pregunta: “¿Quién, en el mundo, veía con sus propios ojos en la oscuridad?”

    Ver
  • 684
    09 Sep 2019

    Como toda gran poesía, la de Fadir deja incógnitas desde su yo hasta nuestros nosotros y nos conduce por su sensibilidad ahíta de significaciones bellamente formadas: “¿Pero a dónde van los patios cuando mueren? / ¿A dónde irá mi patio cuando muera?” La nueva poesía colombiana se viene en arrastre con la fuerza de las mujeres. Fadir es un nombre que entrará indudablemente en la tradición de la poesía de su patria para bien de sus lectores y del futuro.

    Ver
  • 640
    09 Sep 2019

    Hay un poema de Ramón Cote que se llama “Cerezas & granizo”. Es ciertamente un momento emblemático. Como si en estos versos se condensara la vida de estos niños, los que recuerdan las cerezas heladas como un sinónimo de la infancia:

    Ver

Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com