• 1394
    12 May 2021

                                                                                        Por Hellman Pardo   Homero Aridjis es un extraño acontecimiento en la poesía latinoamericana. Con una voz que sobrepasa a algunos de sus contemporáneos, ha logrado adentrarse en el mundo de la intuición. Pero no la intuición del lenguaje, o de las simples palabras (de aquello hay demasiado). Es el discernimiento del fondo mismo de la realidad: las putas, los kioskos, los taxis, los ombligos motosos. He aquí una muestra de su verdad:   PUTAS EN EL TEMPLO   Llegaron una mañana de septiembre cuando ya se habían ido los turistas En los cuartos arruinados abrieron sus maletas se cambiaron los vestidos y por un momento desnudas frente al templo fueron aire carnalizado Las golondrinas huyeron de sus cuerpos al entrar ellas en el recinto oscuro y sus voces gárrulas sonaron en los muros como el ave más trémula de la tarde Al ponerse el sol los hombres de los pueblos vinieron a buscarlas e hicieron el amor con ellas en camas plegadizas que parecía iban a caer sobre las piedras y después en la noche A lo lejos se oyeron los perros los árboles los hombres la pirámide y el llano cantar el mismo murmullo de la vida Y por semanas bebieron y amaron en la ciudad antigua atravesando al moverse fantasmas y perros de la muerte hasta que una mañana la policía vino a arrestarlas en un coche viejo, y se fueron de Uxmal bajo la lluvia.                                                                                          Homero Aridjis

    Ver
  • 2025
    12 May 2021

      Lo invitamos a este encuentro con el poeta, narrador y ensayista bogotano, Gonzalo Márquez Cristo. Una excelente oportunidad para conocer de primera mano la experiencia de esta importante figura de las letras de nuestra ciudad, quien compartirá con nosotros sus apreciaciones sobre creación, poesía y literatura, además de darnos a conocer detalles sobre su obra recogida en antologías como Anticipaciones, Liberación del origen y El legado del fuego.   Gonzalo Márquez es poeta, narrador, ensayista, periodista y editor. Nació en Bogotá, Colombia, en 1963. Ha publicado dos ediciones del poemario Apocalipsis de la rosa (Quimera del Oro 1988 y Hojas Sueltas 1990); la novela Ritual de títeres (ganadora de Beca Colcultura en 1990: Tiempos Modernos Editores, 1992); El Tempestario y otros relatos (Común Presencia Editores 1998 y CreateSpace 2011); La palabra liberada (Colección Los Conjurados 2001, 2005 y 2009), y Oscuro Nacimiento (Mención concurso nacional José Manuel Arango, Colección Los Conjurados, Bogotá, 2005, 2006 y 2010). Ha publicado tres antologías de su obra: Anticipaciones (CreateSpace, California, 2011), "Liberación del origen" (Universidad Nacional de Colombia, 2003), y El legado del fuego (Caza de Libros, Ibagué, 2010).   Es fundador y director de la revista cultural Común Presencia (reconocida con Beca Colcultura a mejor publicación cultural del país, 1992). Es creador y coordinador de la colección de literatura Los Conjurados.   ¡Entrada libre!   Sábado 16 de marzo a las 6:00 p.m. en las aulas múltiples. Biblioteca Pública Julio Mario Santo Domingo. Av. calle 170 No. 67-51. Teléfono: 3792530 ext. 4012.  

    Gonzalo Márquez Cristo

    Ver
  • 1443
    12 May 2021

                                                                                           Por Hellman Pardo   X-504 es el poeta más metódico de aquel movimiento que marcó un leve episodio en la poesía colombiana: el nadaísmo. El nadaísmo, en sí mismo, no rompió las estructuras literarias de nuestro país, y tampoco las continuó. Nos dejó algunos cuantos poemas de Gonzalo Arango y Jota Mario Arbeláez que valen la pena comentar, leerlos y releerlos. Sin embargo, ha sido X-504 quien creó una verdadera obra poética. Basta con Los poemas de la ofensa y Los Poemas de tierra caliente (Premio Universidad de Antioquia en 1985) para decirlo. Aquí su canto no solo a una ballena, sino a todo hombre.   VISITA DE LA BALLENA   He aquí que una ballena ha venido a visitarme. Desde lejanas regiones del mar ha venido a visitarme, y me saluda con tres surtidores de niebla, deteniéndose a la entrada de mi cueva para solicitar audiencia. Acudo a recibir a la ballena (a quien Dios salude) y habiendo entrado ambos en intimidad inmediatamente, le hablo de mi juventud en una gruta del alto pico del Aconcagua, y de la salida del sol detrás de mis orejas, y, dándole palmadas en su impenetrable piel nos reímos como dos amigos, la ballena, bus de los mares, y yo que recibo su visita a la entrada de mi cueva, y charlamos hasta el atardecer, descansando sobre el brillante tapiz de las arenas penetradas de luz. Ella me cuenta lo que ha visto en las profundidades de los océanos, los náufragos viviendo en los barcos sumergidos y sus extrañas costumbres, y lo que sucede en el mar durante la noche. Después de que la ballena ha hecho uso de la palabra según las leyes de la hospitalidad, y de las normas que rigen los actos de los visitantes, yo comienzo a hablarle de las profundidades de mi alma y cuando hago una pausa, a la hora del crepúsculo, no me responde. Entonces la arrastro y la deposito a la orilla del mar para que éste la recoja, y al alba, cuando la marea se retira, la despido con mi mano en alto. La ballena (a quien Dios respete y salude) se aleja rápidamente mar afuera y va a estrellarse contra el disco del sol que acaba de aparecer en el horizonte. Dando la espalda a este espectáculo regreso a la cueva para besar los escorpiones de mi angustia, ¡Oh monstruo que me habéis recluido en este monte, a fin de proteger al mundo de mi extraña maldad!                                                                                                            X-504

    Ver
  • 1764
    12 May 2021

       

    Siglo del Hombre Editores y el Fondo de Cultura Económica invitan al

    HOMENAJE A MARÍA MERCEDES CARRANZA a propósito del libro “Poesía Completa” (Sibila, 2010)

    A cargo de FEDERICO DÍAZ-GRANADOS . Librería FCE / Mes de Siglo del Hombre Editores Calle 11 No 5-60

    27 de febrero , 6:00 p.m.

    Informes: 3377700 ext.125 - 2832200 ext. 230

     

    María Mercedes Carranza es una de las voces más auténticas y de mayor coraje moral de la poesía española del siglo XX. Sus lúcidos y desencantados poemas –expresados con inconfundible voz de mujer, ajena tanto a los tópicos de lo femenino como de lo feminista– reflejan el paso del tiempo en el deterioro físico y en el desgaste de las relaciones amorosas. Todo ello expuesto en un lenguaje conversacional, directo pero nada anecdótico. Poesía de un intimismo escalofriante, que no esconde su profundo desánimo por los derroteros históricos de Colombia.

    Ver
  • 1768
    12 May 2021

      GIOCONDA BELLI    

    A propósito de la visita de la poeta Gioconda Belli les compartimos uno de sus poemas más memorables:

     

    Y DIOS ME HIZO MUJER Y Dios me hizo mujer, de pelo largo, ojos, nariz y boca de mujer. Con curvas y pliegues y suaves hondonadas y me cavó por dentro, me hizo un taller de seres humanos. Tejió delicadamente mis nervios y balanceó con cuidado el número de mis hormonas. Compuso mi sangre y me inyectó con ella para que irrigara todo mi cuerpo; nacieron así las ideas, los sueños, el instinto. Todo lo creó suavemente a martillazos de soplidos y taladrazos de amor, las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días por las que me levanto orgullosa todas las mañanas y bendigo mi sexo.

    Ver
  • 1386
    12 May 2021

                                                                                        Por Hellman Pardo   Uruguayo de nacimiento, vive en Brasil desde hace más de 35 años, y trabaja regularmente en México. Así es Fressia. Un poeta cosmopolita. Entre su extensa obra poética se destaca El Futuro y Noticias extranjeras. Junto a Rafael Courtoisie, desde ángulos disímiles, es el poeta vivo más importante de su país. "Place des vosges" es uno de sus poemas más recordados.   PLACES DES VOSGES   Futuro era el de antes, el del tiempo de mis quince años. Todas las noches me gasto las suelas de los zapatos caminando hasta la plaza Matriz, y me siento a esperar el futuro. Vení, comprá maníes con chocolate y sentate. Las mujeres que fuman ya me conocen. Yo no, todavía no me conozco. Y tampoco miro a nadie, ni a nada. Como maníes con chocolate. ¿Espera a alguien? Sí, al futuro. Respiro hondo, sentado del lado de la Catedral, de espaldas a la calle Sarandí. Todas las noches, soy asiduo y puntual. Sé que cuando el futuro aparezca, vendrá volando por atrás del Cabildo. Una ráfaga, y yo lo atraparé en mis pulmones y me llevará leve como en un globo, lejos de la plaza. La noche está fresca, llovió de tarde. ¿Y hoy, llegó? No, debe estar atrasado, viene de muy antes. Los maníes con chocolate me pesan como una piedra. Y me miro los zapatos, desamparados.                                                                                         Alfredo Fressia

    Ver
  • 1424
    12 May 2021

                                                                                       Por Hellman Pardo   Si no fuera por dos testigos, esta historia nadie la creería. Una semana atrás visité la Casa de Poesía Silva para retirar un cheque por un servicio prestado allí. Eran las 3:15 de la tarde, y llovía a cántaros. Sin paraguas, completamente empapado, llegué al banco más cercano. Al llegar mi turno, el cajero se detuvo por un instante, miró el cheque y dijo lo siguiente: — ¿Sabe usted si hace poco cambiaron de director en la Casa Silva? — Tengo entendido que aún continúa Pedro Alejo Gómez como director — le respondí. — En la pantalla aparece María Mercedes Carranza, y no Pedro Alejo Gómez, como dice el sello del cheque — dijo. Pensé, como quizá cualquier persona hubiese hecho, que se trataba de un error del banco, de su pantalla, de su sistema, o algo semejante, pero no. — No debería hacer esto, pero mire — dijo el cajero, mostrándome la pantalla de su monitor. Decía, evidentemente, María Mercedes Carranza. — Lo siento señor, no puedo cambiarle el cheque — repuso. — No puede ser. Ella murió hace 10 años. — Lo siento señor, no puedo cambiarle su cheque — repitió. Seguía lloviendo y más empapado todavía, regresé a la Casa Silva y comenté lo sucedido. — Lo siento Doris, no me cambiaron el cheque — dije. — ¿Por qué? — respondió Doris, la mano derecha de Pedro Alejo. — Aún aparece como Directora de la casa María Mercedez Carranza. — Eso es imposible, y lo sabes. — Es lo que le dije al cajero. Doris me dice que hable con Pedro Alejo directamente, pero se ha ido. Hablo entonces con su secretaria. Allí se encuentra el librero de la Casa Silva y alguien más, que desconozco. Les comento la situación, y no pueden creerlo. En 10 años como Director Pedro Alejo Gómez, es la primera vez que le confunden en el banco con María Mercedes Carranza. El caso es que me entregaron el dinero en efectivo. Agradecí y salí de la casa. Tan pronto asomo el pie en la acera, un extraño frío penetra por mi abdómen. De repente la lluvia desaparece, y es allí donde recuerdo que lo último que estoy escribiendo está basado gran parte en El canto de las moscas, de María Mercedes; que ese libro lo tengo sobre el escritorio, exactamente encima del portátil; que en la maleta que llevo en aquel instante se encuentra su Antología, el libro que le publicara la Universidad Externado, con otros más; que en el monitor de un cajero ya cincuentón, con cara de estar allí sentado hace ya bastantes años, aparece aún como Directora de la Casa de Poesía Silva María Mercedes Carranza. Recuerdo, finalmente, que hace dos años tuve la fortuna de ganar el concurso que lleva el nombre de su padre, Eduardo Carranza. Sí, es posible. Quizá estoy imaginando su presencia cerca de la mía, por lo menos allí, en ese momento efímero. Es por todo lo anterior, y por el inmenso afecto que le he guardado a su poesía desde que llegó a mi vida, que hoy publico en Poema del Viernes uno de sus mejores poemas. Un abrazo donde te encuentres, María Mercedes.   TENGO MIEDO   Miradme : en mí habita el miedo. Tras estos ojos serenos, en este cuerpo que ama: el miedo. El miedo al amanecer porque inevitable el sol saldrá y he de verlo, cuando atardece porque puede no salir mañana. Vigilo los ruidos misteriosos de esta casa que se derrumba, ya los fantasmas, las sombras me cercan y tengo miedo. Procuro dormir con la luz encendida y me hago como puedo a lanzas, corazas, ilusiones. Pero basta quizás solo una mancha en el mantel para que de nuevo se adueñe de mí el espanto. Nada me calma ni sosiega: ni esta palabra inútil, ni esta pasión de amor, ni el espejo donde se ve ya mi rostro muerto.   Oídme bien, lo digo a gritos: tengo miedo.                                                                       María Mercedes Carranza  

    Ver
  • 1921
    12 May 2021

    La Revista Latinoamericana de Poesía La Raíz Invertida

    Invita a

     

    PUNTOS CARDINALES: ACERCAMIENTO A LA POESÍA ACTUAL EN LATINOAMÉRICA

     

    Este será un encuentro con los poetas Juan Felipe Robledo (Medellín, 1968), Xavier Oquendo Troncoso (Ambato-Ecuador, 1972) y Federico Díaz-Granados (Bogotá, 1974), conversando sobre el devenir, la tradición, los riesgos, los acontecimientos y las estéticas de la reciente poesía en nuestro continente.

    Biblioteca Pública El Tintal Manuel Zapata Olivella (Av. Ciudad de Cali No. 6C-09. Bogotá) Viernes 15 de febrero 5:00 p.m.

    ENTRADA LIBRE

     

    Apoya:

     

    Promoción de Lectura y Escritura Franja Jóvenes y Adultos Red Capital de Bibliotecas Públicas-BibloRed

     

    Los esperamos

    ***

    Xavier Oquendo Troncoso (Ambato, Ecuador, 1972). Periodista y Doctor en Letras y Literatura. Ha publicado 8 libros de poesía. Su obra poética está recogida en Salvados del naufragio (poesía, 1990-2005); En narrativa: Desterrado de palabra (Cuentos, 2000, 2001). Antologías: Ciudad en Verso (Antología de nuevos poetas ecuatorianos, 2002); Antología de Nuevos poetas ecuatorianos (2002). Literatura infantil: El mar se llama Julia (novela, 4 ediciones), Esto fuimos en la felicidad (Quito, 2009). Representante del Ecuador en importantes encuentros poéticos y literarios en España, México (“Primer Encuentro de poetas del mundo latino”, -Oaxaca, 1998-), Colombia, Chile y Perú. Premio Nacional de poesía, en 1993. Es director y editor de EL ANGEL Editor. Parte de su poesía ha sido traducida al italiano, inglés y portugués. Publicó recientemente su libro Solos. Federico Díaz-Granados (Bogotá, 1974) Poeta, periodista, profesor de literatura y gestor cultural. Actualmente es director de la Biblioteca de Los Fundadores del Gimnasio Moderno y de su Agenda Cultural. Ha publicado: Las voces del fuego (1995); La casa del viento (2000); Hospedaje de paso (2003). Han aparecido tres antologías de su poesía: Álbum de los adioses(2006), publicado por La Universidad Externado de Colombia, La última noche del mundo(2007), y Las horas olvidadas (2010). Ha preparado, entre otros trabajos, las antologías de nueva poesía colombiana Oscuro es el canto de la lluvia (1997) e Inventario a contraluz (2001). Preparó para la revista Punto de Partida de la UNAM de México la antología Doce poetas jóvenes de Colombia (1970-1981). Es coautor de El amplio jardín (Antología de poesía joven de Colombia y Uruguay) publicado por la Embajada de Colombia en Montevideo y el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay y La música callada la soledad sonora (Antología de poemas al jazz, 2008). En 2011 apareció la Antología de poesía contemporánea México-Colombia publicada por la embajada de México en Colombia. Y en 2012 aparecieron sus ensayos sobre literatura bajo el título La poesía como talismán. En el año 2009 le fue concedida la Beca “Álvaro Mutis” en México. Juan Felipe Robledo (Medellín, 1968). Estudió la carrera y la maestría de Literatura en la Universidad Javeriana de Bogotá, donde es profesor. Ha publicado antologías de la obra poética de Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, del Romancero español y Rubén Darío, así como prólogos a las obras de autores españoles y colombianos y reseñas y artículos sobre poesía y narrativa. Ganó el premio internacional de poesía Jaime Sabines en 1999, concedido por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Chiapas, en México, con De mañana, publicado en 2000 y reeditado por Planeta en Colombia en 2003. Obtuvo el premio nacional de poesía del Ministerio de Cultura de Colombia en 2001 con La música de las horas, publicado en 2002. En 2010 la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá publicó El don de la renuncia. Han aparecido seis antologías de su poesía: Nos debemos al alba (Golpe de Dados, 2002), Calma después de la tormenta (Colección Viernes de Poesía, Universidad Nacional de Colombia, 2002), Luz en lo alto (Universidad Externado de Colombia, 2006), Dibujando un mapa en la noche (Ediciones Igitur, 2008), Aquí brilla, es extraño, la luz de nuevo (Ediciones San Librario, 2009), Poemas ilustrados (Tragaluz editores, 2010).   Informes: Colectivo Literario La Raíz Invertida laraízinvertida@hotmail.com Teléfono: 7698734 ext 235 - 3790000 ext 2013

    Ver

Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com