274
2017-11-24 11:26:42


Por Guillermo Eduardo Pilía*

En Restauración del fuego, Hernando Guerra Tovar vuelve a las imágenes más frescas de sus primeros poemas. En su afán de condensación, el poema ha ido más allá del epigrama, llegando al borde del aforismo. Los silencios tienen en esta poesía tanta importancia como lo proferido. Decir mucho con poco es virtud y no defecto, y esta virtud la hemos visto siempre en grandes artistas. En el tango, por poner un ejemplo de nuestra tierra, el arte no se manifiesta en las coreografías acrobáticas que tanto gustan en el cine y en los shows, sino en lo mesurado, en lo contenido, más en la morosidad de un paso que en la vertiginosidad de un salto de ballet. Así vemos también, mutatis mutandis, la poesía de Guerra Tovar. El tema predominante es la poesía en símbolos vegetales, con lo cual produce una estructura circular en todo el conjunto. Juega con la polisemia de la palabra hoja: “La página / es hoja / memoria / del árbol”; reaviva la imagen evangélica del grano que debe morir: “Si la semilla se cierra / un bosque / muere de fe / una flor cae / el olvido / se hace polen”; y así renacer en la flor de Coleridge, que no es otra cosa que la misma poesía: “La flor del precipicio / guarda / un tesoro /el polen / de la revelación”.

 

 

 

 

1

Que algún día
de silencio
este grito
y su verso
una flor
de fuego
germine

y crezca

 

 

 


2

La semilla es ciega
contiene la luz

 

 

 

 

3

La semilla se abre
y muere
para dar a luz

se cuelga del cielo

florece
como el sol

 

 

 

 

4

Si la semilla se cierra

un bosque
muere de fe

una flor cae

el olvido
se hace polen

 

 

 

 

5

La semilla
y la flor
retornan
en el fruto

 

 

 

 

6

No es la flor
quien atrae
al colibrí

no es su fulgor
ni el beso

no es el néctar
siquiera

la fragancia

 

 

 

 

7

Miras la flor

piensas
que es bella

y la marchitas

 

 

 

 

8

Cumplida la jornada
el sol se oculta en la flor

madruga el jardín

 

 

 

 

9

El árbol
deletrea la hoja
en la raíz
profunda de la flor

apaga la silaba
en su rama

el fruto pende
del silencio

 

 

 

 

10

La flor del precipicio
guarda
un tesoro

el polen
de la revelación

 

 

 


Hernando Guerra Tovar (Armero- Guayabal, Tolima, 1954). Poeta y ensayista. Abogado de la Universidad Libre. Fue dirigente por varios años de una organización profesional del sector financiero. Premio Dámaso Alonso Al Mérito Literario Academia Hispanoamericana de Buenas Letras, Madrid 2017. Es autor de los libros de poesía: Pájaro azul, 1994; La noche del árbol, 1998; Ciega luz, 2004; Sombra embestida, 2007; En la curva del río, Antología, 2009; Tríptico de la luz, Antología personal, 2010; El tiempo que nos resta, 2014; Restauración del fuego 2016; Incluido, entre otras, en las antologías Poetas Siglo XXI de Prometeo Madrid; Antología universal de Poesía Siglo Veintiuno de Fernando Sabido de España; Poesía colombiana Editorial el Perro y la rana de Venezuela; Revista Letralia de Venezuela; Revista colombiana Luna nueva; Poesía colombiana 1931-2011 de Fabio Jurado Valencia; Poetas colombianos siglo XXI Antología bilingüe preparada por la poeta colombiana radicada en París Myriam Montoya. Respira y escribe en Bogotá.

 

 


Guillermo Eduardo Pilía es catedrático de lenguas clásicas y de teoría literaria. Cuenta con una extensa obra poética y es autor, además, de numerosos cuentos y ensayos, entre los primeros, Viaje al país de las Hespérides (2001), Días de ocio en el país de Niam(2003) y Tren de la mañana a Talavera (2009). Sus textos le han reportado gran cantidad de premios en la Argentina, España, Francia, Estados Unidos, Ecuador, Chile y ahora Perú, entre los últimos, el Premio Al-Ándalus (2010), el Premio Andrés Bello a su obra poética completa (2014), el Premio a la Excelencia Literaria de la Unión Hispanomundial de Escritores (2016) y el Premio León Benarós de la Fundación Argentina para la Poesía (2016). Es miembro de destacadas instituciones literarias e hispanistas, como la Unión Hispanomundial de Escritores, la Sociedad Argentina de Escritores (SADE Atlántica), la Hermandad Literaria Generación del 27 de Madrid y la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras de Madrid, en la que ocupa el sillón Francisco Luis Bernárdez y el cargo de vicepresidente. Es ciudadano ilustre de la ciudad de La Plata.

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com