280
2017-09-26 09:32:41

 

Los poemas del libro Mejor arder (Común Presencia, 2013) de Margarita Losada Vargas están llenos de sugerencia, sutileza y lacerante intimidad. Quizá el tema de este puñado de versos sea el deseo y la llama de la ausencia. Se repiten los verbos esperar, volver, tejer, recodar, vivir, como una constante en la travesía del discurso amoroso. Su lamento es cotidiano, reflexivo y contenido. El cuerpo emerge en este libro como protagonista, palpitación y blanco del padecimiento: “es el viento vacío que/ sobre mi cuerpo/ como cuchillo afilado/ atraviesa la oscuridad de este ser”. Y es el cuerpo, simultáneamente, forma de conocimiento y lenguaje: “este cuerpo que habito/ es como el verso/ que aún no termino de escribir”. Son poemas breves, sin puntuación, sin la grandilocuencia de las mayúsculas; asomados para ser, nombrar, nacer; no para protagonizar, ni desgarrar. Su búsqueda más ardorosa ―al igual que la Alejandra Pizarnik que suspira en sus páginas― que “tal vez, un día/ el lenguaje sea total/ desafíe”.

Fredy Yezzed
Buenos Aires, septiembre de 2017

 

 

 

 

DESEO

volver
volver como vuelve la sangre por las venas
o las alas rotas cuando caen o el mundo de
siempre
que se posa en la ventana
volver el alba el recuerdo las entrañas
el lamento cotidiano de los días y las noches
la impotencia de verme y de tocarme pero volver

 

 

 

 

ALUMBRAMIENTO

es preciso resolver el misterio
con un misterio más profundo
hacer del rostro
el lugar menos visible del cuerpo
y ver como de las sombras
lentamente
desciende la luz

 

 

 

 

VIENES, VAS

y yo tan tuya en la distancia
y las horas tan espesas cuando no te miro y
el recuerdo intacto mientras el grito en la
almohada
y una muerte así
tan deseada como esta

 

 

 

 

 

TAL VEZ, UN DÍA

tal vez, un día
las palabras dejen de nombrarse
pierdan su peso
anulen la sintaxis
y se disuelvan en el aire

tal vez, un día
el lenguaje sea total
y desafíe

enfáticamente

su destino de fragmento

 

 

 

 


AFIRMACIÓN

no
no es la noche suicida
es el viento vacío que
sobre mi cuerpo
como cuchillo afilado
atraviesa la oscuridad de este ser

 

 

 

 

 

 

PRESAGIO

Para María Amparo Vargas Cadena y Jorge Eliecer Losada Urriago

en una noche como ésta
de la mano de mis letras verán la luz
asistirán al encuentro de las almas sabrán
del secreto que guardan las olas y del
deseo inminente que sostiene a la estrella

serán un poco de mí correrán la
cortina del enigma y solo
podrán alimentarse de poesía

 

 

 

 

LA PALABRA DESECHA

este cuerpo que habito
es como el verso
que aún no termino de escribir


por eso cuando muera
serán libres las letras


y no habrá más que
(como mi cuerpo)
palabras deshechas

 

 

 

 

ETERNO

intento una palabra que te nombre
una palabra
que habite tu todo
que huya de la forma
y reemplace tu ausencia

una palabra que te recorra
como un ojo
que nunca se cierra

 

 

 

 

UN POCO DE SER

querer no este
sino otro destino

buscar la luz en el espejo que mira hacia la noche

o intentar una palabra que sostenga la imagen
flotando en el abismo

 

 

 

 

PENSAMIENTO

Si las palabras no me corresponden


¿Quién está detrás de mi nombre?

 

 

 




CONTINUUM

Para la tía coquito
y su vestido de hada madrina

 

las cosas que están en los lugares que habitamos
no solo ocupan el espacio vacío guardan secretos

tejen historias
hablan sus silencios

por eso cuando alguien muere
algo en ellas permanece intacto
algo en ellas
vive para siempre

 

 

 

 

EL INSTANTE PRECISO

pienso en la palabra
que no llegó a su destino en la
mirada que por azar se detuvo
un segundo antes de encontrar
los ojos deseados

pienso sobre todo
en la noche que ya no volverá
y en las veces que mi vida
hubiera sido otra vida si
hubiera estado
en el instante preciso

 

 

 



LAMENTO

la hoja trasciende en su viaje por el viento
y la rama
lentamente al partirse
astilla un pedazo de la memoria del árbol

¿qué es el corazón de un hombre
al lado del corazón de un pájaro?

 

 

 

 

 

Margarita Losada Vargas (Neiva, Huila, 1983). Es autora del libro Mejor arder (2013) y coautora de La persistencia de lo inútil (2016). Forma parte de la antología bilingüe de poesía colombiana Vientre de luz / Ventre de lumière: 14 poetas colombianas + Jattin (2017). Primera mención de honor en el concurso nacional de poesía Casa de poesía Silva, y mención de honor en las categorías de pensamiento y cuento de nunca acabar en el III Concurso Internacional de Micro textos “Garzón Céspedes” convocado desde Madrid por Ciinoe, y desde México por Comoartes. Actualmente escribe poemas, ejerce la psicología, la docencia universitaria y canta en una banda de punk rock.

 

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com