543
11 Abr 2020 / 10:28 am

 

A continuación, presentamos una selección de poemas de Esther Pardo Herrero (Bogotá, Colombia, 1985) quien en el año 2019 obtuvo el Primer Premio en la categoría poesía del XV Concurso Literario Bonaventuriano de la Universidad San Buenaventura (Cali, Colombia) con su libro Descartar la verticalidad. En sus poemas encontramos una alianza entre el ser y su cotidianidad, versos que, además, se sumergen con espontaneidad en los múltiples escenarios que rodean el cuerpo de la mujer.

 

 

 

 

EMBARAZO

Traer la inmensidad al centro
y tragársela.
Andar con ella adentro
y cargar todo su peso.
Engullir la inmensidad
deconstruirla
y dejar de nombrarla.
Sostenerla sobre la pelvis
apretando el sexo
y desplazando el aire.
Implosionar.
Chupar el universo.
Ponerlo detrás del ombligo
y allí atraparlo.
Sumergirse.
Golpear la implosión
con los deseos de grandeza
y ver cómo
las vanas glorias
se asfixian.
Implosiono.
Cruzo las puertas del abismo
y salto.

 

 

 

 

CORDURA

Frágiles
son las verdades
que sostienen
la realidad.
El mundo mismo
está en equilibrio
sobre imaginarios
quizá crueles
ojalá virtuosos.
Una puerta separa
dos mundos luminosos.
¿Cómo vivir
sin esa puerta?

 

 

 

 

 

COSTUMBRES

Hay cosas
a las que quizás
nunca
me acostumbre.
Quedarse sin rostro
dibujar bajo la frente una nueva mirada
y guardar los ojos en la nuca
para no olvidar.
Partir
partirse
fragmentarse
vivir con grietas.

 

 

 

 


GEOGRAFÍA

Imagino una geografía
que compacta recuerdos en montañas
con nieves en lo alto.
Imágenes
palabras
olores y sonidos
toman lugar
y se siembran
al nivel del mar
o a 2600 metros de altura.
Esa, mi geografía
forma un mapa de piel
en donde habita
el país de mi memoria.

 

 

 

 


POEMA

Intento
mirar de frente
las muertes
que habrán de tener lugar
para que tú nazcas.

 

 

 

 

 

PARADOJA

Son poemas
Hijos de óvulos muertos.

En mi vientre estallan
y se golpean.

Mi cuerpo sangra
y ellos nacen
de mis manos.

 

 

 

 

 

 ****

Soy todas las mujeres
llorando
junto al fogón
en silencio
tendiendo
la ropa en la cuerda
o barriendo el suelo.
Soy sus lágrimas
mezclándose
con el polvo.
Soy
todas las espaldas
anudadas
de tanto esconderse
y reducirse
a un refugio.
Soy las mandíbulas
atornilladas
el insomnio
de los cuerpos
congelados
y el cansancio
que no desaparece.

Soy la búsqueda
y la estrategia
de la huida.

 

 

 

 

****


Descartar
la verticalidad
y recuperar
el suelo.
La oreja
los hombros
el vientre
sobre la tierra.
Reptar
entre raíces.
Desandar
los siglos
y recordar
al fin
el sonido
de las piedras.

 

 

 

 

Esther Pardo Herrero (Bogotá, Colombia, 1985). Es licenciada en Sociología, Arteterapeuta y tiene un Posgrado en Intervención y Políticas Sociales en Violencia de Género. En 2017 publicó su primer poemario Diario de ciclos fértiles (Ediciones Paralelo, 2017). En 2019 obtuvo el primer premio de poesía en el XV Concurso Literario Bonaventuriano de la Universidad San Buenaventura. Poemas suyos fueron publicados en el proyecto Anónimos de las XI y XII ediciones de Cosmopoética, en la web latribu.info, revista La Caída y el periódico El Espectador. Desde 2018 coordina el club de lectura de poesía El instante raro en el Librerío de La Plata en Sabadell, Cataluña.

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com