752
02 Abr 2020 / 08:19 am

 

Compartimos el trabajo del joven poeta cubano Noel Alonso Ginoris (Cárdenas, Matanzas, 1995). Coeditor y traductor de la gaceta mexicana La experiencia de la libertad. Su libro Ética a Garrotevil mereció la Primera Mención en el Certamen Nacional de Poesía Mangle Rojo.

 

 

 

 

LOS RESPIRANTES

Parte II: mordaza

 

 

 

 

Ahora el silencio se entrega al silencio.
El viento me impide respirar, es una mordaza.
SYLVIA PLATH

 

 

 

 

 

 

mordaza de hierro

tú venías de los remotos cánones de tierra lejana  donde la sombra del hierro amansó las lenguas  y una dentellada raspó las cornisas de tus plantas. te propongo el silencio si es que la palabra alcanza los límites de tu angustia. ahora que la asfixia llega    te busco y en la calle se desdibuja la palabra sombra     ya es la luz la que molesta.

 

 

 

 

 

mordaza de yeso

te crece la piel debajo de esta piel  y una sola voz    respirante   en el más pétreo silencio divagan tus miles de rostros. y te tapan los ojos para evitarnos el alumbramiento de la estrella    la que mata.

 

 

 

 

 

 

mordaza de cobre

cómo estás allá en los altares marmóreos. siempre  lejos de las lágrimas  intocable (re)vestida de vuelos de pájaros que no fuiste. dónde guardas las ropas del silencio   qué hacemos con tanto muerto fresco. tus labios sellados por el cobre  aunque te sangren     escuchamos.

 

 

 

 

 

mordaza de agua

(…)siempre estuvo el agua o su recuerdo
DELFÍN PRATS

callo de ti   puedes oírme  te padezco madre  te grito en las ánforas sordas y responde mi propia voz y una risa casi triste. estoy sentado al borde de los sacrificios  y pienso en los llantos de las begonias aquellas y las viejas paredes que se nos venían encima. pero respiro   antes que los miasmas de la ausencia  nos saluden    de espaldas     distantes    en esta asfixia con miles de rostros.

 

 

 

 

 

 

mordaza de fuego

Le pidieron sus labios
resecos y cuarteados para afirmar (…)

HEBERTO PADILLA

fuera del fuego  está el bosque de piedra y las giratorias nubes negras. fuera del fuego  arden las patrias y un finísimo hilo de polvo nos recuerda que el aire está   pero nos hemos quemado demasiado. estoy fuera   en el abedul de hierro  y sostengo mis castigos mientras llueve un viejo fuego    y al poeta, despídanlo.

 

 

 

 

 

mordaza de ceniza

definir es cenizar
JOSÉ LEZAMA LIMA

ociosas    las hiedras rompen las puertas y las ventanas. si no fuera porque las casas han estado vacías   las hiedras hubiesen levantado la tapa de los silencios   a gritos saldrían de las casas las pobres gentes. qué queda de las hiedras sino el sueño roto de los que duermen o la inmerecida materia de sus callados recuerdos. hay un olor a hiedra quemada en las afueras de la isla  pero la ceniza se hace nube  y los respirantes buscan la quietud.

 

 

 

 

 

 

mordaza de vidrio

abuela    siempre tuve la última caja de fósforo guardada en el vitral de la sala. supe que de tanta asfixia  prendían fósforos frente a los vidrios para crear la imagen de dios  o al menos simular la caverna respiratoria. te han llenado de vidrios puntiagudos los labios y aún los dientes esperan la redención por unas gotas de aire.

 

 

 

 

 

mordaza de arena

han regresado los hombres a la patria   aquella guerra lejos del idioma. han regresado en sacos de perfecta arena fina. me pregunto en qué lengua sonarán estos adioses   cuántos pedazos de patria caben en un poco de arena fina  y   si es posible    cuántas muertes más serán necesaria  antes que a todos nos brote lejana tierra por la boca.

 

 

 

 

 

 

mordaza de piedra

están rajando las caras de los héroes    las piedras asesinas. nos venden las migajas de las revoluciones y su batalla por el oxígeno patrio. dónde las flores de camilo  dónde las raíces de la angustia  dónde la definitiva muerte del rostro más repetido. en mi boca han puesto una cara de héroe   y debo hablar al ritmo de las estrofas. repetir  casa guerra hambre basura victoria once millones de veces más.

 

 

 

 

 

 

mordaza de piel

 

finalmente   soy mano y masa   nombre indefinido. la peor de las asfixias será la mano que pone héroes   la mano que repite  aunque llueva afuera   aunque el ácido sea verbo  aunque nos quemen los labios.  finalmente  para callar y asfixiar  la mano de la patria sobre mi boca y mi alma. silencio.

 

 

 

 

 

 

Noel Alonso Ginoris (Cárdenas, Matanzas, Cuba, 1995). Poeta, editor y traductor. Colaborador en la sección de reseña y crítica literaria de la web de la AHS. Coeditor y traductor de la gaceta mexicana La experiencia de la libertad. Su libro Ética a Garrotevil mereció la Primera Mención en el Certamen Nacional de Poesía Mangle Rojo. Ha publicado, entre otros, como un monte que derrumba, disponible en Amazon. Varios textos de estudios literarios de su autoría y varios de sus poemas aparecen en diversas revistas dentro y fuera de la isla de Cuba.

 

 

 

 

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com