408
24 Feb 2020 / 09:38 am

Luisa Isabel Aguilar (Yolombó, Antioquia, Colombia 1941) eleva el brío de las mariposas en cada uno de sus poemas, un matiz sagrado que destina un ritual de encuentros y reencuentros con el lenguaje, la esencia de ser en la palabra, la cotidianidad, el humor, la historia, la rebeldía, transitan por sus versos como un bosque de asombros.

Escritora y Economista. Estudió en la Universidad del Valle, Cali, en el Instituto de Ciencias Sociales de Moscú, y en la Universidad Nacional de Bogotá. Ha publicado tres libros de poemas y también cuento, crónica, ensayo y poesía. Fundadora del Colectivo Poetiza en Facatativá Cundinamarca. Aquí una selección de sus poemas: 

 

 

del libro CERCA DE LAS MUSSSAENDAS: 

 


ARTE POÉTICA

 

Alarido
en el umbral del dolor

calma...
en la morada
de la sonrisa plena,

arrojos y sonrojos
del pecho endurecido

hilos del cansancio
de no aguantar más

expansión de las ganas
de seguir viviendo

a pesar de la talanquera,
la muralla

los nudos
y el agobio
de todos los sentidos.

 

CANTO DEL COSMOS

“... Delicada urgencia del rocío”
Alejandra Pizarnik

Mi ser
ánfora sagrada

precisa
la suavidad del aliento
de malva

en el abrazo
de la ternura ciega

sin letras

de una catarata
en el infinito.

 

 

Del libro EL BRÍO DE LA MARIPOSA:

 


FLOR CON ESQUIRLA


A Medellín, Villa de la Primavera,
Tacita de plata (y plomo), 1990.

 

Una mujer recoge los despojos del basurero
avergonzada ante sus cinco hijos.
Un hombre desactiva bombas
para ganarle a la muerte
aunque sea una sola partida.
Un niño entrega la metralla
y se compra el helado almibarado.
Las flores con esquirlas
de las explosiones de ayer
se marchitan
sin haber expandido un pecho.
Es esta una primavera inquieta:
arrancó a pedacitos los retazos de piel
de los ángeles de la guarda.
Deseo ahora levantar
mi vuelo hacia el espacio
para eludir este agobio.
Sin todos los afanes de mi ciudad.
Tal vez Dios no nos ha abandonado
pero ¿dónde se ha escondido?

 


A MÍ MISMA

Me cantaré a mí misma,
una "simple persona separada”
como WALT WHITMAN

Canto a mi alma
claridad

a mi pecho
de incendios

a mi cerebro
odre en creación

a mi piel
preñada de luz.
Quiero cantar
a mis manos,
a mis pisadas libres.
Llenaré de conciertos
mi vientre

poblaré mi cuerpo
de susurros.

Cada pedazo de mi ser
tendrá su alabao

y coros
mi silencio.

Quien me mire
va a querer cantarse.
Como hoy
altiva y feliz
me canto
a mí misma.

 


Del libro RESURRECCIÓN EN QUÁSAR:

 


DIEZ Y SIETE

 

“Lo nuevo germina mejor”
N. B.


Un puñado de muchachos
no eran ni siquiera veinte
traían la esperanza
con la nostalgia
de amaneceres más tranquilos
perseguían el sol
como si la luz no hubiera
arañaban la lumbre
de planetas con remotos porvenires.


Querían un pueblo nuevo
una patria en germinal
un mundo sin cadenas
una mujer pura
un niño en libertad
un hombre parido de pies para la guerra.


Tal vez ilusos
Utopía en democracia
comuneros de demencia
patriotas de la cólera
camaradas en masacre
los mártires de hoy
fueron diez y siete

SETENTA Y CUATRO


Pretendes eliminar mi ser
caracteres caminantes, fortaleza mía
estoy hecha de leños milenarios
en la fábrica de los dechados
con la risa de las brujas buenas,
mi cabellera no es prestada
carga con las luces y pesares
de todas las Gaitanas en bravura,
cada uno de mis brazos
soporta la camándula de rezos
sin sortijas.


Hago mis caminos
sin esperar peinilla ajena
para los abrojos,
o los puentes de los otros
para los abismos.


Tiendo mis túneles
de sabia arquitectura
para las montañas más abruptas,
mis pieles se han curtido
como metales en crisol.


La Virgen me dio toda su ternura
para la masa de los artesanos
que esculpieron las artes finales
de mi esfinge en figurina.


Y pretendes, hombre sin fe
cambiar mis caracteres
escritos con pluma de letrado
con refinados aciertos de la ciencia


sin sobras en las plantas
sin sombras en las luces
sin falta en la fauna
de mis bosques.


Me quieres apenas en tu ensueño
o en el sueño profundo sin siquiera
un quedo despertar en maravilla.


O pretendes cambiarme en adefesio
para poder ejercer la caridad
soy diferente a tus moldes
a la imagen callejera
de los montes de Venus
que prendiste con tus fósforos.


Soy la estrella fugaz,
no pretendas cambiarme
no elimines mi ser y mi carácter
soy mujer, nada más
tampoco menos.

 


***

 

LUISA ISABEL AGUILAR (Yolombó, Antioquia, Colombia, 1941) Economista. Estudió en la Universidad del Valle, Cali, en el Instituto de Ciencias Sociales de Moscú, y en la Universidad Nacional de Bogotá. Ha publicado tres libros de poemas y también cuento, crónica, ensayo y poesía, en varios libros colectivos, revistas y periódicos. Ha sido Profesora de economía, Investigadora social, actriz de teatro y gestora cultural. Dirigió la Corporación de mujeres poetas de Antioquia y el Encuentro anual de Mujeres Poetas de Antioquia (2003-2012) Perteneció durante varios años a la dirección de la Corporación de Arte y Poesía Prometeo, entidad que organiza el Festival Internacional de Poesía de Medellín. Ha participado en festivales y encuentros de poesía en Colombia, Ecuador, Alemania y Nicaragua. Es fundadora del Colectivo “Poetiza”. Vive en Facatativá, Cundinamarca.


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com