1011
05 Feb 2018 / 09:50 am

 

Nota y selección de Alejandro Cortés González

 

Nació en Flensburg, Alemania, el 17 de enero de 1885, con el nombre de Emma Maria Cordsen. Antes de conocer a Hugo Ball en 1913, ya había publicado el libro de poemas Die letzte Freude (La última alegría), trabajado como artista de performance en el cabaret Simplizissimus de Munich, y colaborado con la prensa de izquierda.

Aunque el nombre de Emmy Hennings no es tan conocido como el de sus colegas dadaístas, Ball, Tzara, Janco, Arp, Duchamp, Picabia, su aporte al dadaísmo y al cabaret Voltaire fue determinante, y su producción artística como poeta, actriz y bailarina se extendió hasta su muerte en Lugano, Suiza, el 10 de agosto de 1948.

Presentamos esta muestra de poemas para que Emmy Hennings sea más conocida como Emmy Hennings, y menos como la esposa de Hugo Ball. Molesta etiqueta que algunas escritoras parejas de escritores como Silvina Ocampo, han tenido que cargar.

 

 

 

 

 

 

DESPUÉS DEL CABARET 

Me voy a casa pronto por la mañana.
El reloj marca las cinco, ya se hace de día,
pero aún está encendida la luz en el hotel.
El cabaret por fin ha cerrado.
En una esquina niños se acurrucan,
ya van al mercado los obreros,
a la iglesia se va en silencio.
Desde la torre repican las campanas,
y una puta con rizos salvajes
deambula todavía por allí, trasnochada y helada.
Ámame de manera pura por todos mis pecados.
Mira, he estado despierta más de una noche.

 

 

 

 

 

BAILARINA 

Para ti es como si estuviera marcada
y yaciera en la lista de la muerte.
Me mantiene alejada de algunos pecados.
Cuán despacio consumo la vida.
Y miedosos son a menudo mis pasos,
mi corazón tiene un latido enfermo
y más débil se hace cada día.
Un ángel de la muerte está en medio de mi habitación.
Bailo pues hasta quedarme sin respiración
Pronto estaré en mi tumba
y nadie se acurrucará junto a mí
¡Ah! Quiero besar hasta morir. 

 

 

 

 

 

MORFINA 

Aguardamos a una última aventura
¿Qué nos importa la luz del sol?
Días apilados a montones se derrumban
Noches inquietas – oración en el purgatorio.

Tampoco leemos ya la prensa diaria
solo a veces nos sonreímos en silencio en la almohada
porque sabemos todo, y con astucia
volamos de acá para allá con escalofríos.

Desean las personas darse prisa y conseguir frutos
hoy cae la lluvia aún más turbia.
Vamos a la deriva por la vida
y dormimos, aturdidos, el más allá…

 

 

 

 

 

ESTROFAS DE ÉTER 

Ahora debo caer de la gran esfera.
Allí en París hay una hermosa fiesta.
La gente se reúne en la Gare de l’Est
y ondean coloridas banderas de seda.

Pero yo no estoy bajo su mando.
Vuelo en el gran espacio.
Me mezclo en cada sueño
y leo las miles de caras.

Yace un hombre enfermo en su miseria.
Me hipnotiza su última mirada.
Ansiamos la vuelta de un día de verano…
Una cruz negra colma la sala…

 

 

 

 

 

SEGUNDO POEMA DE DIE LETZTE FREUDE (LA ÚLTIMA ALEGRÍA) 1913 

Contra los cristales golpea la lluvia.

Una flor resplandece roja.
Aire frío sopla contra mí.
Estoy despierta ¿o muerta?

Un mundo se encuentra lejos, muy lejos,
Un reloj marca las cuatro despacio.
Y no sé desde hace cuánto tiempo,
en tus brazos caigo.

 

 

 

 

 

TERCER POEMA DE DIE LETZTE FREUDE (LA ÚLTIMA ALEGRÍA) 1913 

Y por las noches en plena oscuridad
caen imágenes de las paredes
y alguien ríe de forma tan fresca y amplia
babosean tras de mí con manos largas.
Y una mujer con pelo verde
que me mira entristecida
y dice que una vez fue madre,
lamentablemente yo no puedo concebir.
‹Presiono espinas en mi corazón
y mantengo la calma en silencio
y lamentar quiero cada punzada
porque así lo quiero.›

 

 

 

 

 

 

EMMY HENNINGS 

Escritora alemana y artista de cabaret. Fue una de las fundadoras del Dadaísmo. Creció en Flensburg. Allí asistió a la escuela primaria y luego trabajó como empleada doméstica. A la edad de 18 años se casó con un actor en 1903, con quien se unió a un teatro itinerante. Con él tuvo una hija que fue cuidada por sus abuelos en Flensburg.

En 1904, Emmy Hennings se divorció y trabajó sola como intérprete a través de Alemania. En 1905 ingresó a la compañía de teatro Schmidt-Agte en Elmshorn. De 1906 a 1908 fue miembro de la compañía teatral de Oskar Ludwig Georg Brönner, en Schleswig-Holstein.

En 1909, Hennings apareció en Berlín en el Cabaret Neopatético del Nuevo Club. Durante este tiempo conoció al periodista y escritor Ferdinand Hardekopf, con quien realizó un viaje por Francia en 1910. Poco tiempo después, Emmy Hennings volvió a separarse de él, debido a que la había obligado temporalmente a la prostitución. Después tuvo estancias alternas en Berlín y Munich, donde conoció a su futuro esposo, el poeta Hugo Ball, y a muchos otros artistas.

En 1914 fue encarcelada durante varios meses en una prisión de Munich por robo y sospecha de deserción. En 1915, poco después de su salida, emigró a Suiza con Hugo Ball. En Zurich ella, Hugo Ball, Sophie Teuber, Jean Arp, Tristán Tzara, Richard Hülsenbeck, Marcel Janco y otros artistas de la época, fundaron el Cabaret Voltaire, el lugar de nacimiento del dadaísmo. Meses después, con el fin de darle más espacio a las artes visuales, se fundó allí la galería Dada.

Una vez que el Cabaret Voltaire fue cerrado, Emmy Hennings y Hugo Ball actuaron en hoteles y pequeños teatros en los que Emmy fabricaba e interpretaba marionetas. En 1916 juntos crearon el dúo artístico Arabella, en el cual Hennings bailaba la música que Hugo Ball componía.

Ball y Hennings se casaron el 16 de febrero de 1920. No tuvieron hijos comunes, pero Emmy aportó al matrimonio la hija que tuvo en una relación anterior. Desde esa época se alejaron del dadaísmo, se acercaron al catolicismo y tuvieron una fuerte amistad con el escritor alemán Hermann Hesse.

Después de la muerte de Hugo Ball en 1927, Hennings se hizo cargo de su patrimonio y escribió obras autobiográficas, historias, cuentos y leyendas. Emmy Hennings murió en una clínica de Lugano-Sorengo, Suiza, en 1948, y fue enterrada junto a su esposo en Gentilino.

Greil Marcus en su libro Rastros de carmín (Anagrama), la describe así:

"Apareció en el centro del cabaret con cintas alrededor del cuello, la cara como de cera. Con el pelo amarillo muy corto y un vestido de terciopelo escaso y oscuro y con rígidos volantes, era algo absolutamente distinto al resto de la humanidad... vieja y estragada... Una mujer posee infinitos matices, caballeros, pero desde luego, uno no ha de confundir lo erótico con la prostitución... ¿Quién puede impedir que esta chica que ya es la mismísima histeria... se hinche hasta constituir una avalancha? Cubierta de maquillaje, hipnotizada con morfina, absenta y la llama color sangre de su eléctrica versión de Gloire, una violenta distorsión de lo gótico, su voz brinca sobre los cadáveres, se burla de ellos, trinando conmovedora como un canario flauta".

 

 

OBRAS 

  • La última alegría. Poemas. Leipzig 1913.
  • Prisión. Novela. Berlín 1919.
  • La marca. Diario. Berlín 1920.
  • Noche brillante. Poemas. Berlín 1922.
  • La canción eterna. Poemas. Berlín 1923.
  • La forma de amar. Un libro de ciudades, iglesias y santos. Kösel y Pustet, Munich 1926.
  • Hugo Ball. Su vida en letras y poemas. Con un prólogo de Hermann Hesse. Fischer, Berlín 1930.
  • El camino de Hugo Ball hacia Dios. Un libro de recuerdo. Kösel y Pustet, Munich 1931.
  • El nacimiento de Jesús contado para niños. Nuremberg 1932.
  • Flor y llama: Historia de un joven. Colonia 1938.
  • La corona. Poemas. Colonia 1939.

Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com