2067
16 Feb 2016 / 17:34 pm

 

Nota y selección de Alejandro Cortés González

 

Junto a Ball, Arp, Janco y Huelsenbeck, fundó el dadaísmo en procura de desmontar al pensamiento como regidor de la cohesión poética. No tuvo miedo a la sinrazón ni al sinsentido, y en esas ausencias autoimpuestas, valiéndose de métodos como cut up, collage y escritura automática, encontró la veta del sismo poético que ha movido las vanguardias del siglo.

 

Presentamos aquí diferentes matices del autor cuya palabra intenta hablar limpia de significados conocidos, desde el tono elegiaco de “La canción de la novia” y “Amiga”, hasta el más explícito dadaísmo de “Agua salvaje” y “El hombre aproximativo”, para rematar con apartes de dos de los siete manifiestos dadaístas que escribió entre 1918 y 1924.

 

 

 

LA CANCIÓN DE LA NOVIA

 

Amado mío se acerca el desierto

Aparta resoplando la arena ardiente

Siento cómo se aferran las garras de la quemadura

en el gris de la roca del alma

 

¡Oh! Amado mío, junta tus manos al rezar

escucha cómo zumba el fin en los oídos

espera que se te escurra la sangre del anochecer de tu boca

y los recuerdos te muerdan el cuerpo

los recuerdos con olor íntimo de escondites remotos

 

En los llantos del atardecer se ha apagado la luz de tu boca

La sombra del bosque sigue vibrando

Hago del corazón sendero para tus dolores, muñeca

Mi corazón con tantas bellas manchas

Con bordes de heridas como los vestidos de las mozas

y arcoíris de ceniza

 

La flor de los faroles se ha marchitado

Se le ha doblado el tallo en la humedad de la oscuridad

La luna se ha encerrado por encima de las nubes

como el corazón de la abadesa en la antigüedad de un monasterio

 

Te he encerrado yo también en la noche del cementerio

donde vuelan pájaros de hierro

frágil amor arrancado en silencio de una lápida de una azucena tímida

los árboles son crisantemos de hielo

y tú te has helado en el cielo al lado de una bella oración.

 

 

AGUA SALVAJE

 

los dientes hambrientos del ojo

cubiertos de hollín de seda

abiertos a la lluvia

todo el año

el agua desnuda

oscurece el sudor de la frente de la noche

el ojo está encerrado en un triángulo

el triángulo sostiene otro triángulo

 

el ojo a velocidad reducida

mastica fragmentos de sueño

mastica dientes de sol dientes cargados de sueño

 

el ruido ordenado en la periferia del resplandor

es un ángel

que sirve de cerradura a la seguridad de la canción

una pipa que se fuma en el compartimiento de fumadores

en su carne los gritos se filtran por los nervios

que conducen la lluvia y sus dibujos

las mujeres lo usan a modo de collar

y despierta la alegría de los astrónomos

 

todos lo toman por un juego de pliegues marinos

aterciopelado por el calor y el insomnio que lo colora

 

su ojo sólo se abre para el mío

no hay nadie sino yo que tenga miedo cuando lo mira

y me deja en estado de respetuoso sufrimiento

allí donde los músculos de su vientre y de sus piernas inflexibles

se encuentran en un soplido animal de hálito salino

aparto con pudor las formaciones nubosas y su meta

carne inexplorada que bruñen y suavizan las aguas más sutiles.

 

 

AMIGA 

 

María, no comprenderás pero escucha

el dolor no me lo puedo llorar en un pañuelo

Las palabras son graves como una procesión de reyes

para tu alma con lagos secos y tristes.

 

Te he llamado con mucho amor

Tus senos son flores sin tiestos

y punzan frambuesas con sabor de leche

la almohada nube traspasada por la noche

 

En tu cabello hay cáscaras de naranja, en el deseo manada de caballos

En tus ojos hay sol, en los labios ganas de comer

La carne huele a hierba después de llover

durazno maduro, miel de mayo y frescura

 

Te compraré sin falta pendientes

de los joyeros judíos

Te daré semillas de flores raras

para enriquecer tus gatos literarios

 

¿Quieres? Acaríciame, arrúllame

se me ha muerto la novia

Pregúntame quién era

y dime cuándo te vas 

 

María, no comprenderás

pero es cosa bella estar en un poema

Has entrado como un insecto florido en

mi cuerpo con moho y aperos de fragua.

 

 

EL HOMBRE APROXIMATIVO (Fragmentos)

 

hombre aproximativo como yo como tú lector y como los otros

montón de carnes ruidosas y de ecos de consciencia completa en el solo pedazo de voluntad tu nombre transportable y asimilable cortes por las dóciles inflexiones de las mujeres

diversos incomprendidos según la voluptuosidad de las corrientes interrogadoras

hombre aproximativo moviéndote en los poco más o menos del destino

con un corazón como maleta y un vals a guisa de cabeza

vaho sobre el frío hielo tú te abstienes de verte a ti mismo

grande e insignificante entre las joyas de escarcha del paisaje

sin embargo los hombres cantarán en corro bajo los puentes

del frío la boca azul contraída mas lejos que la nada

hombre aproximativo o magnifico o miserable

en la niebla de las castas edades habitación a poco coste los ojos embajadores de fuego

que cada uno interrogue y atienda en el forro de caricias de sus ideas

ojos que rejuvenecen las violencias de los dioses ágiles

saltarín al disparo de los resortes dentarios de la risa

hombre aproximativo como yo tú lector

tienes entre tus manos como para lanzar una bola cifra luminosa tu cabeza de poesía

 

* * *

 

mañana mañana

mañana marcada de cristal y de larvas

mañana de pan cocido

mañana de puertas en locura

mañana guardiana de caballerías

mañana de ardillas y pulidores de vitrales frescos en la costa

mañana que huele bien

aliento pegado a las estrías del iris

 

* * *

 

los bares se abren a las confidencias y al interior de los mariscos

danzan las diabólicas vibraciones por donde se filtra el pasado

entre los dientes helados sobre el bocado del aire

escucho todavía la sierra de las nubes

que vacía el horizonte de la madurez de los vestigios variables

y en tu corazón el contorno perturbado y más allá

el abismo se oscurece y es denso el hormigueo de los nadadores en la marmita

en el hombre país inculto y seco ese pataleo se reproduce

con querellas y acritud o terremotos de tierra

y aunque sobre ti las estrellas de los ojos explotan prestidigitador

hombre aproximativo como yo como tú

porque no sabes desparramar tu alma en cartas de juego

en mapas que tus sólidos pies pisotearon

midiendo la fuerza de los acantilados las de las ciudades y los nervios

examinando las escalas de las generaciones los frutos de

las nuevas edades oh sequedad

subterfugios escupidos de ángeles pegajosos grasas de medusa

excremenro de la mar vengadora.

 

 

ELEGÍA

 

El alma vieja, amada, quieres que sea como las flores del verano

durante el invierno los pájaros están encerrados en sus jaulas

 

Te quiero como espera la colina el cuerpo del valle

o como la tierra espera la lluvia espesa y fértil

 

Te espero en todos los atardeceres en la ventana, deshilando abalorios

colocando los libros, leyendo mis versos

 

Y ahora me alegro cuando en el patio ladran los perros ladran los perros

y cuando llegas para quedarte conmigo hasta mañana hasta mañana

 

Mi alma feliz es como nuestro cuarto cálido

cuando sé que está nevado y las calles se visten de blanco.

 

 

DUDAS

 

He sacado el antiguo sueño de la caja como sacas tú el sombrero

cuando te pones el traje de muchos botones

cuando agarras el conejo por las orejas

cuando regresas de cacería

como eliges la flor de la maleza

y al amigo de entre los cortesanos.

 

Mira lo que me pasó

cuando llegó la noche lentamente como una cucaracha

buena para muchos como remedio, cuando enciendo

en el alma el fuego de los versos

me acosté

El sueño es el jardín preparado para las dudas

no sabes lo que es verdad, lo que no lo es

te parece que es un ladrón y lo fusilas

y después te comunican que ha sido un soldado

así ocurrió conmigo exactamente

por esto te llamé para decirme -sin error

lo que es verdad- lo que no lo es.

 

 

INSCRIPCIÓN SOBRE UN SEPULCRO

 

Y sentía tu alma pulcra y triste

como sientes la luna que se desliza calladamente

     detrás de los visillos corridos.

Y sentía tu alma pobre y encogida,

como un mendigo, con la mano tendida delante de la puerta,

     sin atreverse a llamar y entrar,

y sentía tu alma frágil y humilde

como una lágrima vacilando en el borde de los párpados,

y sentía tu alma ceñida y húmeda por el dolor

como un pañuelo en la mano en el cual gotean lágrimas,

y hoy, cuando mi alma quiere perderse en la noche,

solamente tu recuerdo lo detiene

con invisibles dedos de fantasma.

 

 

De SIETE MANIFIESTOS DADA

 

MANIFIESTO DADA, 1918 (Fragmentos)

 

La magia de una palabra -DADA- que ha puesto 

a los periodistas ante la puerta de un mundo

 imprevisto, no tiene para nosotros ninguna 

importancia. 

 

Para lanzar un manifiesto es preciso querer A.B.C., fulminar contra 1, 2, 3, impacientarse y aguzar las alas para conquistar y esparcir a grandes y pequeños a, b, c, firmar, gritar, jurar…

 

Yo escribo un manifiesto y no quiero nada, digo sin embargo ciertas cosas y estoy por principio contra los manifiestos, como también estoy contra los principios (decilitros para el valor moral de toda frase -demasiada comodidad; la aproximación fue inventada por los impresionistas). 

 

*** Yo escribo este manifiesto para mostrar que pueden ejecutarse juntas las acciones opuestas, en una sola y fresca respiración; yo estoy en contra de la acción; a favor de la continua contradicción, y también de la afirmación, no estoy ni en favor ni en contra y no lo explico porque odio el sentido común.

 

DADA NO SIGNIFICA NADA 

 

La sensibilidad no se construye sobre una palabra; toda construcción converge en la perfección que aburre, idea estancada de una dorada ciénaga, relativo producto humano. La obra de arte no debe de ser la belleza en sí misma, o está muerta; ni alegre ni triste, ni clara ni oscura, regocijar o maltratar a las individualidades sirviéndoles pasteles de las aureolas santas o los sudores de una carrera arqueada a través de las atmósferas. Una obra de arte jamás es bella, por decreto, objetivamente, para todos. 

 

La crítica es por lo tanto inútil, no existe más que subjetivamente, para cada uno, y sin el menor carácter de generalidad. ¿O acaso se ha hallado la base psíquica común a toda la humanidad?

 

Yo se lo digo: no hay comienzo y nosotros no temblamos, no somos sentimentales. Nosotros desgarramos, viento furioso, la ropa de las nubes y de las plegarias, y preparamos el gran espectáculo del desastre, el incendio, la descomposición. 

 

*** DADA es la insignia de la abstracción; la publicidad y los negocios también son elementos poéticos. 

 

*** Uno cree poder explicar racionalmente, mediante el pensamiento, lo que uno escribe. Pero es muy relativo. El pensamiento es algo muy bonito para la filosofía, pero es relativo. El psicoanálisis es una enfermedad peligrosa, adormece las propensiones anti-reales del hombre y sistematiza la burguesía. No hay una Verdad última. La dialéctica es una máquina divertida que nos conduce / de una manera banal / a las opiniones que hubiéramos tenido de todas maneras. 

 

*** Estoy contra los sistemas, el más aceptable de los sistemas es no tener, por principio, ninguno. 

 

LA ESPONTANEIDAD DADAÍSTA 

 

Llamo meimportacarajismo al estado de una vida en que cada uno conserva sus propias condiciones, sabiendo sin embargo respetar las otras individualidades...

 

DADA; abolición de la lógica, danza de los impotentes de la creación…

 

DADA; cada objeto, todos los objetos, los sentimientos y las oscuridades, las apariciones y el choque preciso de las líneas paralelas, son medios para el combate DADA; abolición de la memoria: DADA; abolición de la arqueología: DADA; abolición de los profetas: DADA; abolición del futuro: DADA; creencia absoluta indiscutible en cada dios producto inmediato de la espontaneidad: DADA; 

 

DADA DADA DADA, aullido de los dolores crispados, entrelazamiento de los contrarios y de todas las contradicciones, de los grotescos, de las inconsecuencias: LA VIDA. 

 

 

DADA, MANIFIESTO SOBRE EL AMOR DÉBIL Y EL AMOR AMARGO, 1924 (Fragmentos)

 

VIII 

 

PARA HACER UN POEMA DADAÍSTA. 

 

Coja un periódico.

Coja unas tijeras.

Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema.

Recorte el artículo.

Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa.

Agítela suavemente.

Ahora saque cada recorte uno tras otro.

Copie concienzudamente

en el orden en que hayan salido de la bolsa.

El poema se parecerá a usted.

Y es usted un escritor infinitamente original y de una

sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo. * 

 

* Ejemplo: 

 

CUANDO LOS PERROS ATRAVIESAN EL AIRE EN UN DIAMANTE COMO LAS IDEAS Y EL APÉNDICE DE LA MENINGE SEÑALA LA HORA DE DESPERTAR PROGRAMA (el título es mío)

 

premios son ayer conviniendo en seguida cuadros / apreciar el sueño época de los ojos / pomposamente que recitar el evangelio género se oscurece / grupo el apoteosis imaginar dice él fatalidad poder de los colores / talló perchas alelado la realidad un encanto ¡ espectador todos al esfuerzo de la ya no es 10 a 12 / durante divagación caracoleos desciende presión / volver de locos uno tras otro sillas sobre un monstruosa aplastando el escenario / celebrar pero sus 160 adeptos en paso en los puestos en mi nacarado / fastuoso de tierra plátanos sostuvo esclarecerse / júbilo demandar reunidos casi / de ha la uno tanto que le invocaba de las visiones / de los canta ésta ríe / sale situación desaparece describe aquella 25 danza salve / disimuló todo de no es fue / magnífica la ascensión tiene la banda mejor luz cuya suntuosidad escena me music-hall / reaparece siguiendo instante se agitar vivir / negocios que no prestaba 1 manera palabras vienen esa gente 

 

 

XIII 

 

DADA es un microbio virgen

Dadá está contra la carestía de la vida

Dadá sociedad anónima para la explotación de las ideas

Dadá tiene 391 actitudes y colores diferentes según el sexo del presidente

Se transforma -afirma- dice al mismo tiempo lo contrario -sin importancia- grita -pesca con caña.

Dadá es el camaleón del cambio rápido e interesado.

Dadá está en contra del futuro. Dadá está muerto. Dadá es idiota. Viva Dadá. Dadá no es una escuela literaria, aúlla 

 

 

XVI 

 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla aúlla 

aúlla aúlla aúlla aúlla 

 

Que aún parece muy simpático 

 

 

TRISTAN TZARA

 

Nació en Moinesti, Rumania, el 4 de abril de 1896. Su verdadero nombre parece ser Samy Rosenstock aunque Tzara lo negó rontundamente. En 1916 encontrándose en Zürich, fundó con el judío rumano Marcel Janco, los alemanes Hugo Ball y Huelsenbeck, y el alsaciano Arp, el movimiento Dada. Publicó diversos números de la revista "Dada" cuya influencia fue muy notoria en Alemania y posteriormente en Francia. 

En 1919 llegó a París, donde estableció el centro del movimiento dadaísta con los colaboradores de "Littérature" : Breton, Aragon, Soupault, Picabia y Jacques Rigaut entre otros. 

En 1922 se distanció de Breton y sus amigos, que empeñados en una obra más constructiva desembocarían en el surrealismo. 

En 1929 se reconcilió con los surrealistas hasta 1935, fecha en la que se separó definitivamente para adherir a la política del partido Comunista. Falleció en 1963. 

 

Biografía tomada de A media voz

 

Obras

 

La primera aventura celestial del señor Antipirina, 1916.

Veinticinco poemas, 1918.

Primer manifiesto dadá, 1918.

La antología dadá. Obra colectiva, 1919.

Siete manifiestos dadá, 1924.

Sobre nuestros pájaros, 1929.

El hombre aproximativo, 1931.

Donde beben los lobos, 1933.

Mediodías ganados, 1939.

En el ínterin, 1946.

La huida, 1947.

El fruto permitido, 1947.

La rosa y el perro, 1959.

Tardar rápido, 1960.

 


Fundación La Raíz Invertida
Derechos Reservados Fundación La Raíz Invertida 2015

Algunas de las imágenes utilizadas en el portal han sido obtenidas de la red y son de dominio público, no obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de las fotografías y se siente perjudicado por su publicación , por favor , no dude en comunicarlo.
PONTE EN CONTACTO
Inscríbete a nuestras redes sociales
Recibirás boletines y noticias www.laraizinvertida.com